Publicado el

Práctica de Yoga en Invierno

El Yoga es un camino que involucra nuestro cuerpo físico, mental y espiritual. Se trata de un estilo de vida en el que, para cada etapa del año, necesitamos crear un orden en nuestra práctica para que encaje con nuestras necesidades diarias.

Por Margarita Mandujano L.

Te invito a que cierres los ojos por un momento y te concentres en tu respiración. Aprende a escuchar tu cuerpo y honrar dónde te encuentras en este momento presente, sabiendo que el Yoga es un viaje hacia el interior y no una competencia con el mundo exterior. Respira…

El llamado a esta introspección es para construir más consciencia propia y de lo que nos rodea, y descubrir cómo se puede estar más presente en el Aquí y Ahora. Siempre debiésemos tener tiempo para hacer una pausa y respirar.

Con la práctica de yoga podemos nutrir nuestro cuerpo y mente para reponernos durante la estación invernal, ya que al restaurar nuestra energía con el movimiento podemos prepararnos para este viaje hacia adentro.

Durante el invierno debemos practicar y movernos de manera mucho más consciente con nuestra respiración, porque la idea es calentar el cuerpo seriamente y prevenir lesiones en músculos que estén fríos.

“Los árboles meditan en invierno,
gracias a ello florecen en primavera,
dan sombra y frutos en verano
y se despojan de lo superfluo en otoño.”
Proverbio Zen

La importancia de la práctica diaria

¡Ordena tus tiempos para cultivar disciplina! No te olvides de tu cuerpo solamente porque es invierno y lo tapas con la ropa. Durante esta etapa se pueden fijar propósitos diferentes, los que pueden ir mucho más allá de lo meramente físico. Con yoga también se puede trabajar la voluntad y fortaleza interna; el movimiento te ayuda a prender tu fuego interno o Agni.

Cuando estás sobre el yoga mat te conoces. Entiendes tus ritmos y empiezas a disfrutar este tiempo que te entregas para darte una pausa y respirar. Percibes tu propio cuerpo a través de las posturas físicas, y te darás cuenta que existen asanas para cada etapa del año.

Es ideal disfrutar de una práctica con perseverancia y paciencia, haciendo las cosas paso a paso y siendo compasivos con nosotros mismos. En invierno es cuando podemos escuchar nuestra intuición y comprender cómo el yoga ha logrado un cambio real y profundo en nuestra actitud personal.

A continuación, compartimos una secuencia de asanas para nutrir tu cuerpo durante este invierno;

  1. Balasana
  2. Adho Mukha Svanasana
  3. Uttanasana
  4. Malasana
  5. Bakasana
  6. Navasana
  7. Setu Bandha Sarvangasana
  8. Paschimottanasana
  9. Halasana
  10. Matsyasana
  11. Supta Ardha Matsyendrasana
  12. Savasana

Lo importante es recordar que el objetivo es la calidad del movimiento. ¡Simplemente hazlo lo mejor posible y disfruta con los ejercicios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *