Publicado el 2 comentarios

Beneficios de la práctica de Yoga

El yoga ha ganado un lugar propio en nuestras vidas cotidianas. Hoy en día nos puede ayudar a orientar nuestro estilo de vida y satisfacer necesidades de salud. Se trata de una ciencia de vivir saludablemente, que nos ayuda en encontrar un equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu.

Por Margarita Mandujano L.

Diversos estudios han demostrado que la práctica de āsana o posturas físicas trae salud a nuestro cuerpo. Funciona a nivel orgánico, muscular y circulatorio porque movilizamos, estiramos huesos y músculos, y por sobre todo, comprimimos nuestros órganos internos. Pero además, cada postura tiene beneficios que también actúan a nivel energético.

Con la práctica de āsanas se desbloquean obstáculos físicos y emociones no deseadas, lo que permite una mejor circulación de la energía vital en el ser humano. Las posturas entregan movimiento, flexibilidad y equilibrio, que a la vez transmiten mayor entendimiento y consciencia corporal, produciendo un cambio en la mente y cuerpo energético.

“Para nosotros, una vida sana no sólo significa tener un cuerpo físico sano, si no que también una mente sana. La mente se puede ensuciar de pensamientos e ideas negativas, frustración y sufrimiento, lo que a la larga causa estrés, ansiedad y enfermedades.

El yoga, como herramienta integral, nos ayuda a trabajar la mente, cuerpo y espíritu para lograr un estado de Bienestar Integral completo del Ser. Es por esto que nuestras prácticas no sólo incluyen la práctica de āsana, sino que también la práctica profunda de meditación”, cuentan Carolina & Chris Sartain, Directores de la Escuela Vinyasa Yoga Chile.

La actitud en las práctica de āsanas y lo que uno aprende en una clase de yoga son técnicas que después se pueden utilizar para el resto del día; se experimenta una forma de ser y sentir que nos ayuda a comunicarnos con el Todo.

“Disminuyendo la tendencia natural hacia la inquietud, y meditando en el infinito se domina la postura.” Yoga Sutras de Patanjali, 2.47

¡Te invitamos a probar con yoga y experimentar algunos beneficios físicos de la práctica!

Después de una clase:

  1. Mejora la función cerebral
  2. Disminuye los niveles de estrés
  3. Modifica la expresión genética
  4. Aumenta la flexibilidad

Después de pocos meses:

  1. Disminuye la presión sanguínea
  2. Mejora la capacidad pulmonar
  3. Reduce la ansiedad enfrentando los problemas de la vida de una manera más calma y óptima
  4. Alivio del dolor crónico de espalda y cuello

Después de un año:

  1. Huesos más fuertes
  2. Menor riesgo de enfermedades del corazón y otras enfermedades
  3. Peso saludable
  4. Se alcanza un estado de contento frente a la vida.
Publicado el Deja un comentario

Visiones desde el centro del corazón

Carolina y Chris Sartain, 
Directores de la Escuela Vinyasa Yoga Chile, nos hablan un poco sobre su historia y lo que esperan alcanzar en el desarrollo de su trabajo.

Por Defroisi

“El espíritu es lo más importante, es en lo que se basa nuestro trabajo. El Yoga es el espíritu o consciencia. Viene de la palabra sánscrita yog, y significa unión de nuestra consciencia con la consciencia divina, y es lo que nosotros hacemos. Lo hacemos a través de ejercicios físicos que ayudan a desinhibir o para que las personas se puedan acercar, pero eso es una parte del ejercicio, porque yoga tiene que ver con un todo, una alimentación adecuada, meditación, ciertos parámetros de vida como la no violencia en la práctica física y en la exterior.

Entonces, como yoguis, el camino no es fácil, porque hay muchas cosas que hay que tomar en cuenta y ser consecuente, luego de una práctica, en todo lo que realizas. Sincronía con el universo y con lo que realizo en la vida cotidiana, con el stress, cuando hablo, etc. El yoga me ayuda a enfrentar todas las situaciones que la vida trae.

El espíritu es quien verdaderamente vive en ti, más allá de las capas que nos cubren, como tu nombre, edad, profesión, etc. Nuestro espíritu es tu verdadero Ser, libre del ego, es quien no se enoja, entristece, o se alegra con demasía, es quien siempre está tranquilo, contento, y por sobre todo, siempre ¡feliz!”

Carolina Sartain Fuentealba y Chris Sartain son profesores con magisters en Educación en Estados Unidos. Carolina es chilena y desde temprana edad practica yoga. Empezó esta disciplina debido a una escoliosis que le diagnosticaron a los 15 años. Desde entonces, la práctica del yoga no tan sólo la sanó, si no que la ayudó a reencontrarse con su verdadero Ser. Carolina viaja a USA en el 2005 para realizar un Magister en Educación y, estando en Atlanta conoce a Chris Sartain, con quien contrae matrimonio y comienzan un camino en el yoga y la espiritualidad.

Chris, con estudios en Ciencias Políticas, Educación y Religiones del Mundo, comienza la búsqueda de su Gurú, y es entonces cuando, en una tienda de metafísica, encuentra el libro de Paramahansa Yogananda, «Autobiografía de un Yogui». Éste captura su atención y, aún siendo un libro largo, lo lee en tres días, anhelando desde ese minuto encontrar a su Maestro. Luego de una semana, este Gurú llega por intermedio de un aviso muy simple en una de las revistas de metafísica del área en que vivía. Se trataba de Roy Eugene Davis, discípulo directo de Paramahansa Yogananda.

Desde entonces, Carolina y Chris han sido discípulos fervientes y totalmente comprometidos con la tradición del Kriya Yoga. Ellos han participado de muchos retiros, meditaciones, seminarios y enseñanzas personales con su Gurú, y han recibido la bendición de ser Ministros de esta Tradición por parte de él y de la tradición de los maestros Kriya desde Babaji, Lahiri Mahasaya, Sri Yukteswar hasta Paramahansa Yogananda.

“A Chris, en el año 2013, le fue dada la máxima bendición para iniciar y enseñar las prácticas del Kriya Yoga a los interesados en aprender las técnicas de meditación de esta tradición, traspasando no sólo las enseñanzas sino que también el poder de la Consciencia del Kriya Yoga, práctica que viene siendo traspasada de Maestro a discípulo de forma personal, desde tiempos ancestrales, según la enseñanza hindú.”

Carolina y Chris, en la actualidad, son directores de la Escuela Vinyasa Yoga Chile – El Centro de Tu Corazón. Su escuela de Yoga parte en Atlanta (USA) en el año 2010, para luego trasladarla a Chile en el 2014. Sus programas e Instructorados han sido un éxito, ya que las enseñanzas que imparten son prácticas, concisas y de alto nivel internacional, siendo avaladas por Yoga Alliance, Asociación Internacional de Yoga en el Mundo.

En Chile, la Escuela ofrece Instructorados Intensivos de Profesorado en Yoga Vinyasa en Santiago y en regiones, así como también clases, seminarios, talleres, meditación Kriya, iniciaciones, entre otros. En estos momentos, trabajan en conjunto con Claudio Ansorena, en Curarrehue, quien está desarrollando un proyecto que ofrecerá una oferta artística, en su parcela con cabañas con vista a los volcánes Villarrica y Quetrupillán, donde, entre otras actividades, contarán con un programa intensivo de Yoga Vinyasa para Julio 2018, en el Valle de Panqui, a 45 minutos de Pucón en la IX región.

Esta pareja trabaja desde el centro de sus corazones, es por ello que llaman así a su escuela. Lo más importante para ellos, es poder traspasar las enseñanzas que les han sido entregadas de Maestro a discípulo, tal y como en la India.

Carolina está escribiendo un libro de yoga para niños, usando la flora y fauna de la zona del Valle de Panqui, también visitará distintas escuelas rurales, donde entregará de forma gratuita programas de yoga que colaboran con las habilidades escritoras de los niños. Por su parte, Chris está ofreciendo un seminario de Kriya Yoga e iniciación en Junio-Julio de este año en Santiago.

El sueño de ambos, es poder trasladarse a vivir a su parcela en el Valle de Panqui, y finalizar con la construcción de su Ashram Amrita, que significa Néctar Divino, o lugar de retiros para las prácticas más profundas del Kriya Yoga, ya que afirman que en la urbe el espíritu se seca, se homologa, necesita de un lugar abierto y natural para desarrollarse.

Fuente: Naranjo Magazine

Publicado el Deja un comentario

Volver a la montaña para hacer Yoga

Vivir la experiencia de formarte como profesor/a de Yoga, con el privilegio de disfrutar de estos procesos creativos en un paisaje único, es la invitación que Vinyasa Yoga Chile y Ko-Panqui Artistic Lodge & Residence tienen para ofrecer este invierno 2018.

Por Margarita Mandujano L.

Siguiendo con la tradición de antiguos yoguis y sus retiros a los Himalayas, surge la idea de revivir esta conexión con la naturaleza y el Yoga en la montañas del valle de Panqui, en Curarrehue, IX Región de Chile.

Es esta visión la que lleva a la Escuela de Vinyasa Yoga Chile a realizar por primera vez una inmersión de invierno para un nuevo de Instructorado de Yoga Vinyasa de 200 hrs (avalado y certificado por Yoga Alliance), en este increíble espacio de Ko-Panqui.

Carolina y Chris Sartain, directores de la escuela, están felices de poder co-crear con este lugar y abrir las puertas de su proyecto en el sur de Chile. “Somos la primera escuela de Vinyasa Yoga con certificación internacional de Yoga Alliance en el sur de Chile, y nuestra casa de retiros espiritual se encuentra en Panqui.»

Hace cuatro años atrás, Carolina conoce a Claudio Ansoréna (Ko-Panqui), y pronto notaron que compartían un mismo sueño; traer las artes y ciencias del bienestar al sur de Chile. Poder situarse en medio de bosques de araucarias milenarias, majestuosos volcanes y lagos cristalinos, y avocarse a la práctica del yoga, el teatro, la danza o la música, es uno de los privilegios que éste y otros cursos ofrecen.

“La inspiración de este proyecto parte de tomar al cuerpo como herramienta, que al fundirse con la naturaleza es capaz de conjugar entre lo primitivo y lo actual, desarrollando la interacción con la comunidad para que el arte sea un impacto y un vehículo de transformación social y un elemento del despertar creativo”, cuenta Claudio.

Carolina y Claudio se unen para ofrecer retiros y cursos, tanto a la comunidad local como internacional. El espacio llama a la observación y facilita un lenguaje independiente, que se potencia con distintas experiencias que se pueden vivir en un ambiente armónico y natural, lleno de atractivos naturales y muy poco intervenido.

Es una invitación a profundizar, experimentar, crear o intercambiar cosmovisiones por medio de una disciplina introspectiva. A adoptar un compromiso con el estudio y preparación de la práctica y re-encontrarse a uno mismo en el contentamiento, siempre disfrutando de hábitos saludables.

Si estás interesado/a en recibir más detalles y el programa de la Formación del 1 al 14 de Julio, por favor enviar un correo a contacto@vinyasayogachile.cl

Publicado el 1 comentario

Una danza entre la respiración y el movimiento

Vinyasa Yoga es una disciplina creativa, capaz de ayurdanos a encontrar armonía en nuestra vida, en el Aquí y el Ahora, con su fluidez. sus secuencias están unidas estrechamente a una respiración controlada y suave que construye puentes entre el cuerpo y la mente.

Por Carolina Montiel Iglesias

En su obra completa sobre el Vinyasa Yoga, de editorial Paidotribo, el maestro Srivastsa Ramaswami precisa que el vinyasa krama yoga (entendiendo krama como evolución consciente), es una práctica de desarrollo físico y espiritual. «Al integrar las funciones de la mente, el cuerpo y la respiración en un mismo marco de tiempo, quien adopte este método experimentará un júbilo real en la práctica del yoga», garantiza.

Explica que cada una de las posturas se practica con diversos vinyasas «variaciones y movimientos) muy elaborados y que «cada variación  está unida a la siguiente a través de una sucesión de movminentos de transición específicos, sincronizados mediante la respiración.» La unión del cuerpo y la mente «tiene lugar con el acto de la respiración como arnés.»

Bien lo sabe la Carolina Sartain-Fuentealba, instructora de yoga y directora de la Escuela El Centro de tu Corazón, quien se ha dedicado a aprender y enseñar este sistema en Chile.

En su adolescencia, la profesora fue diagnosticada de escoliosis, padecimiento que la acercó al yoga tras una sugerencia médica. Hoy, tras años de práctica y formación en Estados Unidos, expresa que el Yoga «ha cambiado mi vida en profundidad.» Detalla que su constante práctica física y mental la conecta con el momento presente, renueva su energía, la lleva a pensar en positivo y le aumenta su empatía con los demás. «He aprendido a usar mi fuerza interna y a redescubrir mi verdadero yo», recalca.

Sobre la disciplina, Carolina destaca la influencia del profesor de yoga, curador y académico de la India Tirulamai Khrisnamacharya (1988 – 1989), guía de instructores que han marcado el yoga moderno, como K. Pattabhi Jois, B. K. S. Iyengar e Indra Devi. Khrisnamacharya captó  las raíces del Vinyasa Yoga de su padre y de sus maestros de los Himalayas. A ello sumó una fusión de posturas ancestrales y gimnasia europea. Su legado surgió a principio del siglo pasado, sin embargo hoy tiene plena vigencia.

El yoga vinyasa se caracteriza por sus altas dosis de creatividad, fluidez e improvisación. Es como «una danza entre movimiento y respiración», ejemplifica la instructora, y añade que su desarrollo en Latinoamérica es nuevo, mientras que «es la práctica de yoga más conocida y desarrollada en Estados Unidos. He hecho, ha inspirado estilos como el Bikram, el Core Yoga y el Power Yoga Flow.»

Un sistema que brinda bienestar

El yoga vinyasa elonga, tonifica los músculos, favorece la alineación de la columna, promueve la limpieza de pensamientos negativos, beneficia la concentración y ayuda a regenerar energía perdida, entre otros beneficios conducentes a estados de bienestar y, por qué no de felicidad. Además, incentiva cambios en el sistema de vida, como un menor consumo de cigarrillos, alcohol y carne con el paso del tiempo.

«El practicante va ir generando cambios poco a poco en su vida, porque su cuerpo y alma se lo van a pedir.» Carolina Sartain-Fuentealba, instructora de Vinyasa Yoga.

«Todos los ejercicios físicos relajan, fortalecen, revitalizan el cuerpo y lo preparan para las prácticas más avanzadas de pranayamas (respiración) y meditación», según la profesora Carolina Sartain Fuentealba. Asegura que éstas contribuyen al balance energético y acercan a las personas a la «iluminación espiritual y autorealización.»

Práctica responsable

Este enfoque del yoga tiene claros límites respecto de otros métodos. Carolina Sartain-Fuentealba plantea que es más creativo y fluido que el Ashtanga, más estricto en su secuencia. También, afirma que se distancia del Iyengar por ser menos pausado entre asanas y por usar elementos externos (sillas, ladrillos de madera, cinturones y cuerdas) sólo como apoyo y para evitar lesiones.

Vinyasa Yoga no tiene límite de edad para ser practicado, pero es importante que no se tengan lesiones serias en el cuerpo. A su vez, alumnos con presión arterial alta, problemas al corazón, embarazo y período menstrual deben omitir ciertas posturas. En tales casos, el rol del profesor es aconsejarlo de forma óptima en el desarrollo de ejercicios.

En general, una clase incluye un precalentamiento con elongación suave en el suelo y ejercicios de respiración. Luego saludos al sol y posturas como la del guerrero I y II. Se continúa en el suelo con movimientos que impactan en el abdomen y la espalda, para finalizar con una relajación. Además, se medita y se repite mantras.

Es primordial que quienes se interesen en el vinyasa yoga participen en clases -idealmente tres por semana- y talleres presenciales. Hay videos gratis en internet que se pueden usar para hacer ejercicios, pero el respaldo de un guía en el proceso de aprendizaje es clave. Sólo una vez que las posturas y secuencias se ejecuten correctamente sería posible practicar en casa y sin supervisión.

Al respecto, el profesor Chris Sartain, compañero de vida y de camino en el yoga vinyasa de Carolina, dice que los instructores pueden ayudar a los alumnos para que encuentren la postura ideal en relación a sus cuerpos, pues no todos tienen las mismas estructuras óseas y flexibilidad. «Una persona podría realizar una postura en su totalidad, mientras que otra alcanzaría un 50%», ilustra. Lo central es que avancen en sus posturas y que no se lesionen al intentarlo.

A su juicio, «hay siempre una curva de aprendizaje entre el profesor y el alumno. Yo aprendo a observarlos y a escucharlos, y ellos aprenden a escucharse y a observarse internamente. Es una práctica muy bonita y enriquecedora.» Eso sí, remarca que el yoga exije entrenamiento y estudio continuo. Talleres, capacitaciones de estudios avanzados, retiros y lecturas sobre filosofía, historia y anatomía con un sólido aporte.

Respiración consciente

La palabra sánscrita vinyasa está compuesta por el prefijo «vi» que significa «variación» y el sufijo «nyasa» que significa «con parámetros recomendados». Entre éstos: firmeza para permanecer en posturas de pie o sobre la cabeza, comodidad y respiración suave y prolongada.

En palabras del maestro Srivatsa Ramaswami, hay que centrarse mentalmente en la respiración durante de la práctica del vinyasa. Para esto sugere que cada vez que se vaya la mente a otra cosa, que se haga un esfuerzo en volver suavemente a la concentración en la respiración. «Por lo general, a la mayoría de la gente le resulta fácil mantener la atención mental centrada en su respiración y por eso disfruta del proceso», relata.

Vivir por y para el Yoga

Tirumalai Krishnamacharya vivió 101 años (1888-1989), gran parte de ellos dedicados al yoga. En sus comienzos se reunió con sabios en diferentes sectores de la India. Así cultivó profundos conocimientos y prácticas espirituales. Recopiló varios títulos sobre sánscrito, yoga y estudios védicos. Luego se hizo cargo de la escuela de yoga del palacio de Mysore y entrenó a muchos alumnos, entre ellos miembros de la realeza.

El maestro adaptó técnicas de yoga, gimnasia y lucha para desarrollar secuencias dinámicas que con el tiempo estandarizó. Era generoso con sus conocimientos y desplegaba sus múltiples facetas con autoridad, sinceridad y profundidad. «Al final de casi todas las cientos de horas de aprendizaje con él yo salía sintiendo que estaba completo al haber aprendido algo nuevo, algo sutil. Cantar junto a él siempre llenaba de júbilo y elevaba el espíritu», recuerda Srivatsa Ramaswami, uno de sus discípulos que ha dado continuidad al vinyasa yoga.

Vitalidad y confianza

Sadananda, eminente profesor de yoga, ha manifestado que «el yoga es para quien desea mejorar como ser humano, para quien desea sentirse bien consigo mismo y encontrar un sentido a su vida.» En tanto, Joaquín García Weil, también guía, menciona que «quien logra bienestar y claridad en el cuerpo y en la mente, de algún modo lo refleja en sus palabras, en sus gestos, en sus acciones o con su sencilla y tranquila presencia.

«Amar es lo más real que hay, el resto son bloqueos. En Vinyasa Yoga es una manera maravillosa de desbloquear.» Guendolyn Joy, profesora de Vinyasa Yoga.

Las personas que en algún momento se han sentido atraídas por el mundo del yoga vinyasa, son un reflejo de sus pensamientos. Por ejemplo, la instructora Cynthia Nielsen valora su conexión interna con el yoga y con sus maestros. Subraya que «la disciplina abarca todos los aspectos del ser. Veo cómo mis estudiantes se regeneran a través de esta práctica, llenándose de vitalidad y bienestar.»

Caridad Stevens, por su parte lleva practicando vinyasa por más de cuatro años. «Mi cuerpo se ha tonificado y vuelto más flexible gracias a la respiración y la activación muscular que cada postura conlleva. Me siento bien y luzco bien. Esa es mi motivación», comparte y remarca que en este estilo se da «un fluir del movimiento que ayuda a la mente a concentrarse en la siguiente postura y en la siguiente respiración.»

Fuente: Revista Somos

Publicado el Deja un comentario

El Arte de Respirar

Cuando respiramos mal aumentan nuestros temores y ansiedad, así que se vuelve necesario verificar si tu inhalación y exhalación son las adecuadas.

Por Carolina Palma Fuentealba

No nos preocupamos de la respiración hasta que sufrimos de algún problema relacionado. Pero lo cierto es que a través de ella obtenemos el oxígeno necesario para que nuestras células trabajen adecuadamente. ¿Cómo respiras tú? Seguramente ahora comenzarás a ser consciente de cómo el aire pasa por tu nariz hasta los pulmones, y ese es el objetivo de esta nota.

Es difícil estar siempre atento a una acción que realizamos sin pensar, pero resulta necesario prestarle más atención porque afecta nuestro ánimo, nuestras emociones y hasta nuestra salud.

Nos acercamos a Carolina Sartain-Fuentealba y a Chris Sartain, directores de la Escuela de Yoga Vinyasa, el Centro de Tu Corazón, donde se especializan en formar instructores de Yoga Vinyasa certificados y avalados por la Asociación Internacional Yoga Alliance. Ellos respondieron a esas preguntas que todas nos hacemos alguna vez, y que pueden cambiar nuestro día a día.

Importancia de la respiración: «La respiración ¡es vida! Sin la respiración no habría vida. La duración de la vida está íntimamente vinculada al cómo respiramos. Mientras respiremos largo y pausado, más años tendremos para vivir y de manera más saludable.»

Mayor error
«La desigualdad al inhalar y exhalar. Ambos debiesen tener la misma duración. El respirar por la boca no hace bien, ya que no activa el sistema nervioso parasimpático, por lo tanto, nos insta a estar en un estado siempre activo sin poder relajarnos.»

Si respiras mal…
«Cuando respiramos mal, sin llenar la capacidad total de nuestros pulmones, producimos ansiedad y temor, y no logramos tampoco relajarnos. Esto conlleva no poder pensar bien ni ser capaz de tomar buenas decisiones.»

La respiración perfecta: «Tener una inhalación y exhalación de igual duración, pausando uno a dos segundos después de la inhalación y después de la exhalación.»

Pranayama energético

¿Qué es? Son ejercicios respiratorios del yoga para distintos objetivos, como lograr la relajación, otros estados de conciencia o activar el cuerpo y la mente.

«El Pranayama Kapalabati es para activar nuestra energía. Se inhala y exhala fuertemente por la nariz usando el abdomen. Estas inhalaciones y exhalaciones son rápidas y fuertes. Se inhala llenando el abdomen con 3/4 de su capacidad y se exhala todo el aire de una vez por la nariz; se continúa inhalando y exhalando fuertemente por la nariz acentuando la exhalación por la nariz. Esta respiración se realiza por 108 rondas, tradicionalmente».

Calma tu mente: “El Pranayama Nadi Shodhana es una respiración para calmar nuestra energía y mente. Usamos la mano izquierda con el dedo pulgar e índice para tapar nuestros orificios nasales. Se inhala por el orificio izquierdo de la nariz para luego taparlo y exhalar por el orificio derecho. Luego se inhala por el derecho para luego tapar y exhalar por el izquierdo, esa es una ronda. Luego se repite todo este proceso nuevamente hasta completar doce rondas.”

Cuida tu postura
“Es buena cualquier postura que tenga la espina dorsal erguida, ya sea sentado en posición de loto o sentado en una silla o parado. Lo importante es tener una separación entre la columna y el punto de referencia, ya sea éste la muralla, respaldo de la silla u otro.”

Respiración desequilibrada
“Respirar más por un orificio de la nariz que por el otro es un hecho común en todos los seres humanos. De hecho, respiramos más por una fosa nasal que por la otra. El orificio nasal dominante cambia cada tres horas. Cuando el orificio derecho es dominante expresamos más energía solar masculina y el hemisferio izquierdo es más dominante también. Cuando el orificio izquierdo es más dominante exhibimos más energía lunar y femenina, y el hemisferio derecho de nuestro cerebro está más activo.

El hemisferio derecho del cerebro está asociado con la creatividad e inteligencia emocional, mientras que el izquierdo está vinculado con la lógica y la resolución de problemas. El Pranayama Nadi Shodhana balancea la ingesta de oxígeno y la energía que traemos a nuestro cuerpo y mente, ya que al hacerlo estamos balanceando la ingesta de oxigeno igualitariamente por ambas fosas nasales.”

El Asma
“En recientes investigaciones se ha descubierto que el asma está asociado con desequilibrios químicos en el cerebro, también la contaminación se asocia con problemas de respiración como el asma. Algunos problemas físicos son la manifestación de problemas emocionales, pero no siempre. La genética aquí un rol importante.”

La influencia de la contaminación
“Lamentablemente esto es una realidad. Vivimos en una ciudad llena de contaminación y esto afecta en gran cantidad al cómo respiramos. ¿Qué podemos hacer? Si vivimos en estas condiciones también debemos pensar en limpiar el aire que nos rodea, en nuestras casa, oficinas, etcétera. Tener una planta de aloe vera cerca, por ejemplo, ayuda a limpiar el aire, ya que es un filtro natural. Beber té Liquorice o Regaliz ayuda a limpiar los pulmones, por lo que se aconseja beberlo tres veces al día.”

¡Adiós cigarro!
“Fumar cigarrillos es lo peor que le podemos hacer a nuestro cuerpo físico y espiritual. ¿Por qué? Nos llenamos de contaminantes. No nos ayuda en lo absoluto a tener una vida saludable. Fumar cigarrillos e incluso marihuana, crea resinas tóxicas en nuestros pulmones, las cuales se acumulan y nos afectan en la manera de respirar.”

Fuente: Publimetro Chile