Publicado el Deja un comentario

Práctica de Yoga en Invierno

El Yoga es un camino que involucra nuestro cuerpo físico, mental y espiritual. Se trata de un estilo de vida en el que, para cada etapa del año, necesitamos crear un orden en nuestra práctica para que encaje con nuestras necesidades diarias.

Por Margarita Mandujano L.

Te invito a que cierres los ojos por un momento y te concentres en tu respiración. Aprende a escuchar tu cuerpo y honrar dónde te encuentras en este momento presente, sabiendo que el Yoga es un viaje hacia el interior y no una competencia con el mundo exterior. Respira…

El llamado a esta introspección es para construir más consciencia propia y de lo que nos rodea, y descubrir cómo se puede estar más presente en el Aquí y Ahora. Siempre debiésemos tener tiempo para hacer una pausa y respirar.

Con la práctica de yoga podemos nutrir nuestro cuerpo y mente para reponernos durante la estación invernal, ya que al restaurar nuestra energía con el movimiento podemos prepararnos para este viaje hacia adentro.

Durante el invierno debemos practicar y movernos de manera mucho más consciente con nuestra respiración, porque la idea es calentar el cuerpo seriamente y prevenir lesiones en músculos que estén fríos.

“Los árboles meditan en invierno,
gracias a ello florecen en primavera,
dan sombra y frutos en verano
y se despojan de lo superfluo en otoño.”
Proverbio Zen

La importancia de la práctica diaria

¡Ordena tus tiempos para cultivar disciplina! No te olvides de tu cuerpo solamente porque es invierno y lo tapas con la ropa. Durante esta etapa se pueden fijar propósitos diferentes, los que pueden ir mucho más allá de lo meramente físico. Con yoga también se puede trabajar la voluntad y fortaleza interna; el movimiento te ayuda a prender tu fuego interno o Agni.

Cuando estás sobre el yoga mat te conoces. Entiendes tus ritmos y empiezas a disfrutar este tiempo que te entregas para darte una pausa y respirar. Percibes tu propio cuerpo a través de las posturas físicas, y te darás cuenta que existen asanas para cada etapa del año.

Es ideal disfrutar de una práctica con perseverancia y paciencia, haciendo las cosas paso a paso y siendo compasivos con nosotros mismos. En invierno es cuando podemos escuchar nuestra intuición y comprender cómo el yoga ha logrado un cambio real y profundo en nuestra actitud personal.

A continuación, compartimos una secuencia de asanas para nutrir tu cuerpo durante este invierno;

  1. Balasana
  2. Adho Mukha Svanasana
  3. Uttanasana
  4. Malasana
  5. Bakasana
  6. Navasana
  7. Setu Bandha Sarvangasana
  8. Paschimottanasana
  9. Halasana
  10. Matsyasana
  11. Supta Ardha Matsyendrasana
  12. Savasana

Lo importante es recordar que el objetivo es la calidad del movimiento. ¡Simplemente hazlo lo mejor posible y disfruta con los ejercicios!

Publicado el 2 comentarios

Beneficios de la práctica de Yoga

El yoga ha ganado un lugar propio en nuestras vidas cotidianas. Hoy en día nos puede ayudar a orientar nuestro estilo de vida y satisfacer necesidades de salud. Se trata de una ciencia de vivir saludablemente, que nos ayuda en encontrar un equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu.

Por Margarita Mandujano L.

Diversos estudios han demostrado que la práctica de āsana o posturas físicas trae salud a nuestro cuerpo. Funciona a nivel orgánico, muscular y circulatorio porque movilizamos, estiramos huesos y músculos, y por sobre todo, comprimimos nuestros órganos internos. Pero además, cada postura tiene beneficios que también actúan a nivel energético.

Con la práctica de āsanas se desbloquean obstáculos físicos y emociones no deseadas, lo que permite una mejor circulación de la energía vital en el ser humano. Las posturas entregan movimiento, flexibilidad y equilibrio, que a la vez transmiten mayor entendimiento y consciencia corporal, produciendo un cambio en la mente y cuerpo energético.

“Para nosotros, una vida sana no sólo significa tener un cuerpo físico sano, si no que también una mente sana. La mente se puede ensuciar de pensamientos e ideas negativas, frustración y sufrimiento, lo que a la larga causa estrés, ansiedad y enfermedades.

El yoga, como herramienta integral, nos ayuda a trabajar la mente, cuerpo y espíritu para lograr un estado de Bienestar Integral completo del Ser. Es por esto que nuestras prácticas no sólo incluyen la práctica de āsana, sino que también la práctica profunda de meditación”, cuentan Carolina & Chris Sartain, Directores de la Escuela Vinyasa Yoga Chile.

La actitud en las práctica de āsanas y lo que uno aprende en una clase de yoga son técnicas que después se pueden utilizar para el resto del día; se experimenta una forma de ser y sentir que nos ayuda a comunicarnos con el Todo.

“Disminuyendo la tendencia natural hacia la inquietud, y meditando en el infinito se domina la postura.” Yoga Sutras de Patanjali, 2.47

¡Te invitamos a probar con yoga y experimentar algunos beneficios físicos de la práctica!

Después de una clase:

  1. Mejora la función cerebral
  2. Disminuye los niveles de estrés
  3. Modifica la expresión genética
  4. Aumenta la flexibilidad

Después de pocos meses:

  1. Disminuye la presión sanguínea
  2. Mejora la capacidad pulmonar
  3. Reduce la ansiedad enfrentando los problemas de la vida de una manera más calma y óptima
  4. Alivio del dolor crónico de espalda y cuello

Después de un año:

  1. Huesos más fuertes
  2. Menor riesgo de enfermedades del corazón y otras enfermedades
  3. Peso saludable
  4. Se alcanza un estado de contento frente a la vida.